equipo-prueba-estanqueidad
equipo-prueba-estanqueidad

ENSAYO DE ESTANQUEIDAD.

Las pruebas de presión y estanqueidad de instalaciones con tuberías son comprobaciones preceptivas que pueden realizarse de acuerdo a distintas normas y pliegos, dependiendo del criterio indicado por el proyecto o por la Dirección de Obra.

Existe una norma que indica las prescripciones para realizar las pruebas de presión y estanqueidad, tanto para redes de abastecimiento de agua, instalaciones de tuberías interiores de agua a presión de edificios, como para tuberías de saneamiento.

Antecedentes. Ensayo de estanqueidad en redes de saneamiento con aire y agua.

Si tiene humedades o malos olores puede que su instalación tenga fugas y tenga que recurrir a realizar pruebas de estanqueidad.

Disponemos de un equipo completo para realizar pruebas de estanqueidad con obturadores de diferentes diámetros, compresor y todo el material necesario para la ejecución de la prueba de estanqueidad con medidor digital y captura de datos en soporte PC para elaborar informes según norma EN-1610.

Estas pruebas de estanqueidad o ensayo de fugas de agua, se realizan para localizar fugas en instalaciones cuando detectamos malos olores o humedades en nuestra vivienda, local comercial, negocio o empresa. 

Es realmente importante detectar y evitar aquellas fugas no deseadas, así que lo ideal es contar con profesionales que sepan manejar los equipos técnicos óptimos para realizar dichas pruebas con total fiabilidad

Equipos para pruebas de estanqueidad.

Disponemos de los equipos técnicos y personales necesarios para poder realizar pruebas de estanqueidad en redes de saneamiento con aire y con agua.

equipos-para-pruebas-estanqueidad
equipos-para-pruebas-estanqueidad

Prueba de estanqueidad con aire (Método L).

El tiempo de duración del ensayo de prueba de estanqueidad con aire es el indicado en la tabla 1, según el diámetro de la tubería y el método considerado por el responsable de la instalación (LA, LB, LC o LD). Se recomienda utilizar el método “LD” por ser el que tiene mayor garantía. Este ensayo de prueba de estanqueidad con aire se realiza colocando tapones en los pozos de registro y en el ramal de acometida, asegurando así una comprobación completa del tramo a ensayar.

Se debe iniciar el proceso de prueba de estanqueidad con una presión inicial (P0) del 10% superior a la requerida por el ensayo, y debe ser mantenida durante 5 minutos, aproximadamente.

A continuación, la presión deberá ajustarse a la de la prueba, indicada en la tabla 1, de acuerdo con el método de prueba elegido. Si la caída de presión, medida después del tiempo de prueba, es menor que el “Δp” dado en la tabla 1, el ensayo es aceptable.

Prueba de estanqueidad con agua (Método W).

En el Método con agua “W”, la presión de prueba es la presión equivalente a llenar la tubería hasta el nivel del pozo de registro, con una presión máxima de 50 kPa y una mínima de 10 kPa medida en la parte superior de la tubería.

Una vez que las tuberías y los registros están llenos y se ha llegado a la presión de prueba, es necesario un periodo de acondicionamiento de 1 hora aproximadamente.

El tiempo de la prueba debe ser como mínimo de 30 minutos. La presión de prueba debe ser constante, introduciendo agua si hace falta, para que no existan variaciones superiores a 1 kPa. La cantidad total de agua añadida durante la prueba no deberá ser superior a los siguientes valores:

  • 0,15 l/m2 para tuberías
  • 0,20 l/m2 para tuberías incluyendo registros
  • 0,40 l/m2 para registros (arquetas de inspección y pozos de registro)

Prueba según Pliego de Prescripciones Técnicas MOPU 1986.

Este Pliego de prescripciones técnicas indica que se deberá comprobar un mínimo del 10% de la red de saneamiento, salvo que el Pliego de Prescripciones Técnicas Particulares fije otro porcentaje distinto.

El Director de Obra determinará los tramos que deberán comprobarse. Las pruebas se realizarán antes del relleno de la zanja, obturando la entrada de la tubería en el pozo de aguas abajo y sellando cualquier otro punto que pudiera fugarse el agua. La tubería deberá llenarse completamente de agua. Una vez transcurridos 30 minutos se inspeccionan los tubos comprobándose que no se han producido fugas de agua. En el caso que detecten fugas se procederá a solucionar el defecto y se volverá a realizar la prueba.

Esta prueba es de aplicación para tuberías de los siguientes materiales:

  • Hormigón en masa.
  • Hormigón armado.
  • Policloruro de Vinilo no Plastificado.
  • Polietileno de alta densidad.
  • Poliéster reforzado con fibra de vidrio.